La formación reúne cinco músicos con una larga trayectoria en el mundo del jazz, el manouche, el swing y la música negra.

El quinteto ha participado en festivales como el Swim Out Costa Brava o el Barcelona Lindy Exchange (BLE), y salas de Barcelona como "Shake That Thing" (Suite 191), el Banker's Bar del Hotel Mandarin Oriental, "The SwingBallroom" (Almo2bar) o el Marula café.

La formación acumula un currículum notable: el pianista Federico Mazzanti, hijo del Negro Mazzanti de la Porteña Jazz Band y miembro titular de la misma formación, colaborador habitual de Ray Gelato, Big Dani Pérez, Dani Nel·lo, Josep Maria Farràs o Mathew Simon, entre otros; Carlos Guberna, batería de la Big Band de Montbau; Joan Martí, contrabajista que ha trabajado con músicos como Lee Konitz, Tete Montoliu o Jean Luc Vallet, y con siete CD grabados como músico acompañante de Pere Soto y Dani Rambla; y Guillem Jubany, formado en el prestigioso Berklee College of Music de Boston (EE.UU.) y líder de formaciones de jazz con músicos como Valentí Querol o Adrià Muntaner. Octavi Coronado estudió canto en el Aula de Música Moderna y Jazz del Conservatorio del Liceo de Barcelona. Ha formado parte de los Barcelona Gospel Messengers del Taller de Músics, dirigido por Ramón Escalé, con quien participó en la grabación del primer CD del coro. Desde el año 2013 se ha especializado en la interpretación del swing y del jazz clásico con diferentes formaciones, trabajando con músicos como Jaume Vilaseca, Artur Regada, Juli Aymí, Gabriel Zenni o Claudio Marrero.

En "Keep on Smiling" colabora con el quinteto la joven cantante y saxofonista Eva Fernández, exmiembro de la Sant Andreu Jazz Band que ya ha actuado con grandes figuras como Perico Sambeat, Dick Oatts, Ken Peplowski, Ignasi Terraza o Bobby Gordon, y ha participado en diversos proyectos con Andrea Motis & Joan Chamorro Group.